Sexo virtual sin vergüenza, pruébalo ahora

Tener la oportunidad de hacer sexo virtual es algo gratificante porque no implica el riesgo de contraer enfermedades ya que no hay contacto físico.
Las personas que recurren al sexo por Internet por lo general necesitan drenar sus deseos sexuales ocultos, algo que por diferentes motivos no hacen en su vida diaria.

Sexo virtual todo lo que necesitas aprender

Muchas son las ventajas de hacer sexo virtual y si eres una chica nueva como Webcams debes aprender a ser desinhibida, natural y mente abierta al momento de practicar sexo frente a las cámaras

Toma nota de los siguientes consejos del sexo virtual:

  1. Valora tu cuerpo y destaca las zonas más atractivas a la hora de mostrarte por la Web. Siéntete bella e irresistible.
  2. Ensaya primero en tu intimidad tomándote fotos y grabándote en diferentes posiciones, para esto deja la cámara estática pues quien debe moverse eres tú.
  3. Relájate y anima a tu espectador a que te vaya pidiendo lo que desea y complácelo con toda confianza.
  4. Siéntete como toda una reina del chat porno y despliega tu imaginación mientras rozas tus pechos, piernas, etc.
  5. Ve lentamente y disfruta lo que haces porque así todo saldrá naturalmente y será más fácil.
  6. Si puedes ver videos de otras chicas que hagan sexo virtual, adelante y aprende de ellas.
  7. Recuerda siempre que mientras mejor lo hagas, más clientes tendrás y más dinero ganaras.
  8. Ten a la mano tus herramientas de trabajo que te ayudaran a ser más desinhibida frente a la cámara web tales como vibradores, lubricantes, etc.

Más cosas para hacer cibersexo

Al momento de estar en vivo con tu ciberespectador, el cual ya debe haber  pagado por ello, sé precavida y no facilites ningún dato personal  para que no pueda rastrearte o chantajearte a futuro. Cuando estés dando tu show erótico no te quedes pegada en una sola parte de tu cuerpo, recorre todo con las manos, bésate, gime y vierte aceite o crema sobre tus senos y vientre. Se creativa y abierta ante cualquier exigencia de tu cliente que merece tener el mejor orgasmo de su vida, asegúrate de buena música de fondo, bebidas alcohólicas como vino o champagne en medio de una luz tenue.

La idea es ir excitando poco a poco a tu espectador hasta que no aguante más y explote de puro placer.